Actualidad

Una foto en un servicio médico es todo lo que tiene la hija de Ángel Zerpa de su padre


Mi padre es un preso político cuyo pecado fue ser designado como magistrado

El nombramiento como magistrado al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) le causó la detención al abogado Ángel Zerpa, un profesor universitario de la cátedra procesal penal que fue imputado por tribunales militares por el delito de traición a la patria. Desde el 23 de julio se encuentra preso en El Helicoide y se le ha impedido ver a sus familiares. El único parte que han recibido sobre su estado, fue dado por la vicefiscal Katherine Harrington, quien con una foto de él en un servicio médico les aseguró: “está cuidado”.

Ángel Zerpa es considerado dentro del mundo del derecho como una figura cercana a Luisa Ortega Díaz —su nombre encabezó la lista de defensores en su antejuicio de mérito—,pero fue su designación como magistrado principal de la Sala Político Administrativa del TSJ el detonante de la acción del gobierno del presidente Nicolás Maduro, quien en un ejercicio de autoritarismo ordenó su detención.

Ocurrió la tarde del 22 de julio, cuando efectivos del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) lo interceptaron en el momento en que se dirigía con su hermana a su residencia, luego de comer en un restaurante en la Candelaria.

Lea también Familiares de Ángel Zerpa exigen verlo

Carmina Zerpa, su única hija, informó que desde que finalizó la juramentación sujetos desconocidos comenzaron a seguir a su padre. Cuando salió de la plaza Alfredo Sadel, en Las Mercedes —sitio donde la Asamblea Nacional realizó el acto— el magistrado observó que un taxi marca Chery, sin placa, “le montó cacería”. A éste se unieron dos carros marca Hyundai, color dorado, que se apostaron a las afueras de su residencia, ubicada en la California Norte.

El 22 de julio el magistrado sospechó de los carros y le pidió a su hermana que tomara otra ruta “por precaución”. Los hombres entendieron la seña y fueron en su captura. Cuando el abogado y su hermana ya habían tomado la entrada de la autopista que conduce a Los Cortijos, uno de ellos disparó un tiro y tras el amedrentamiento lograron el anhelado frenazo que permitió interceptar la camioneta. En el momento la incertidumbre se adueñó de los perseguidos, no sabían si era un secuestro o un arresto.

Carmina narró que aproximadamente a las 5:00 pm, dos hombres con chaqueta del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) y una mujer vestida de civil, pero los tres armados, los bajaron de la camioneta y se dirigieron al abogado: “Por órdenes superiores tiene que irse con nosotros”. Zerpa les refutó la solicitud: “Esto es un procedimiento ilegal. No tienen ni una orden de aprehensión”.

Los funcionarios intimidaron al magistrado con su hermana, pues le comunicaron a esta de inmediato que iría detenida por “obstaculizar el proceso” y “su camioneta también”. Para confirmar que iban en serio, uno de los efectivos se montó en ella y la encendió. Zerpa con esto cedió y se fue con los efectivos. Antes de ello, la hermana escuchó cómo en una llamada uno de ellos afirmó: “Efectivamente tuve que disparar porque no se querían detener, pero ya nos vamos”.

Mañana y tarde vamos a El Helicoide, pero no nos han dejado verlo

No tuvo miedo a pesar de saber para dónde iba

El domingo 23 de julio el presidente Nicolás Maduro aseguró durante su programa Los domingos con Maduro que los 33 jueces designados por el Parlamento irían presos: “Esta gente que nombraron, usurpadores que andan por ahí, todos van a ir presos, uno por uno, uno detrás de otro; todos van a ir presos y a todos les van a congelar los bienes, las cuentas y todo, y nadie los va a defender”.

Lea también Magistrado Ángel Zerpa fue imputado por traición a la patria e inició huelga de hambre

Carmina Zerpa destacó que antes de que la palabra del jefe de Estado se hiciera ley, su padre no sintió temor a pesar de las advertencias de sus familiares: “Yo le dije a mi papá cuidado, piénsalo bien. Tú más que nadie sabes cómo es este gobierno. Estamos en una dictadura”. El aviso de la hija venía con un precedente, pues en 2011 Zerpa dejó de ser juez tras ser inhabilitado para litigar, ni siquiera en bufetes privados, por no declarar una sentencia que le “pidieron” acatar. No obstante, él continuó con sus planes y le afirmó a su hija no tener miedo.

Fue precísamente miedo lo que sintieron los familiares de Zerpa durante las horas comprendidas entre la noche del 22 y la madrugada del 23 de julio. Durante esas 12 horas no supieron nada del abogado. Después de ir a la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), en Boleíta, y al Sebin de Plaza Venezuela, fueron informados de que el magistrado se encontraba en El Helicoide. Fue una respuesta seca y sin ningún otro dato.

Tras amanecer en esta sede del Sebin, un funcionario les comunicó que a las 5:00 am había llegado el magistrado. La hija confesó que esta versión fue confirmada por un vídeo que rodó Diosdado Cabello en su programa Con el mazo dando, en el cual se muestra a su padre ingresando al recinto sin luz solar.

Nos han dicho que lo tienen encerrado en un baño cubierto de heces fecales

La vicefiscal, la única que lo ha visto

Carmina relató que lo único que sabe de su padre es que se encuentra en huelga de hambre después de ser presentado ante el Tribunal Primero de Control Militar en Fuerte Tiuna e imputado por la jueza Claudia Pérez por el delito de traición a la patria el pasado 23 de julio. “Nuestros intentos por verlo y saber de él han sido en vano. Le hemos llevado ropa, consomé, agua y bebidas hidratantes, pero ni idea de si se lo han dado. Tampoco le hemos podido entregar un escrito con la designación de su abogado”.

Hasta el momento, la vicefiscal de la República designada por el TSJ, Katherine Harrington, ha sido la única funcionaria que se ha comunicado con los familiares de Zerpa: “Una mañana mi tía recibió una llamada de una mujer que se presentó como la vicefiscal. Nos dijo que si queríamos enviarle ropa y medicinas a mi papá que fuésemos rápido al El Helicoide que ella se las hacía llegar”, destacó Zerpa.

No obstante, la mujer omitió su nombre hasta que sus familiares ingresaron con su vehículo por el portón dos del recinto policial. Allí Harrington se presentó: “No crean en juegos mediáticos. Yo no me metí en ninguna maleta”. La hermana del magistrado canalizó y le preguntó por su salud, a lo que ella respondió: “Lo veo un poco deshidratado. Yo le recomendé que dejara esa huelga de hambre, eso no le hace bien”.

Los familiares de Zerpa le preguntaron si podían visitarlo, tras haber sido notificados por el director del Foro Penal Venezolano, Alfredo Romero, que desde el momento en que fue trasladado a El Helicoide se encontraba encerrado en un baño lleno de heces fecales, pero les rechazó con un: “No se puede. No lo tienen permitido”.

Con la intención de calmarlos les mostró una foto en la que, según Carmina, su padre se veía en un servicio médico; imagen que para Harrington se resumió en: “No hay de qué preocuparse. Lo tenemos cuidado”. Desde ese momento, los familiares perdieron todo contacto con la vicefiscal, pues no ha atendido ninguna llamadas.

Desde el arresto de su padre, hace 21 días, Carmina Zerpa ha pasado muchas horas de agonía. Aseguró que no descansará hasta verlo libre y cuando eso suceda su primer paso será irse con él del país. Con rostro de frustración declaró: “Mi papá no se merece esto. Él es un preso político cuyo único pecado fue ser elegido como magistrado por una Asamblea Nacional que se ganó su espacio con los votos de un pueblo”.

La entrada Una foto en un servicio médico es todo lo que tiene la hija de Ángel Zerpa de su padre aparece primero en El Pitazo.



Source link

Destacados

To Top